DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

COMPENDIO de la DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA
Pontificio Consejo «Justicia y Paz»
BAC (Editorial Planeta)
Madrid 2005
Nivel: Básico

A lo largo de su historia la Iglesia ha ido dando criterio sobre una serie de temas relacionados con la vida social. Todos esos documentos, de diferente rango –encíclicas, cartas pastorales, alocuciones, tratados de teología o el mismo Catecismo de la Iglesia Católica- han configurando unos principios de reflexión; para señalar las bases que se han de respetar para construir una adecuada convivencia social. Unos criterios de juicio; para valorar la realidad social y unas directrices de acción; para orientar la actividad en la vida social. Ese conjunto de principios, criterios y directrices es el que constituye el cuerpo de la denominada Doctrina Social de la Iglesia.

La Doctrina Social de la Iglesia (DSI) no es una ideología, que implicaría modelos de acción, se mueve en el plano ético, pertenece más bien al ámbito de la Teología Moral, interpreta las realidades sociales a la luz del Evangelio. Tiene una fundamentación antropológica, por su origen y por su finalidad, en diálogo cordial con todos los saberes. Proclama principios morales, no sistemas económicos, ni es una vía alternativa entre el marxismo y el liberalismo.
Consciente de la riqueza de contenido de la Doctrina Social de la Iglesia y de lo disperso de las fuentes, el papa Juan Pablo II dispuso que una comisión nombrada al efecto, la Comisión Justicia y Paz, elaborase un compendio en el se expusieran de modo sistemático los principios que a lo largo de los siglos se habían ido destilando. El resultado es el COMPENDIO DE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA que comentamos.
En este Compendio, tras exponer los fundamentos y principos de la DSI, se expone de manera sintética, y siempre con referencias a los textos en que se apoya, los principios relativos a la familia, el trabajo, la vida económica, la comunidad política, la comunidad internacional, la salvaguarda del medio ambiente y la promoción de la paz.

Insistimos en que no presenta, una ideología o una praxis política, sino unos principios que servirán a cada persona, cristiana o no, para elaborar sus propios criterios y soluciones.

NIVEL: BÁSICO

IX. El Triángulo de las Bermudas

En los tiempos que corren  hay que ser especialmente cuidadosos en el manejo de determinados procesos en la dirección de la empresa. Durante mucho tiempo, en una economía de demanda,  el empresario ha estado centrado en producción y ventas, en la seguridad de que todo lo que se producía era absorbido por el mercado. Ahora hay que ser mucho más cuidadosos en el manejo de tres variables que pueden hundir la empresa: el crédito concedido a clientes; la financiación obtenida de los proveedores y el nivel de existencias del almacén.

En el vídeo que presentamos se tratan estas tres variables y la forma de gestionarlas.