ALIMENTANDO SONRISAS

Alguna  vez hemos comentado anuncios que no pretenden convencerte de las cualidades del producto en cuestión, para que lo compres compulsivamente; más bien pretenden trasladarte un mensaje optimista que vaya creando una imagen positiva de la marca en cuestión, asociándola a valores.

El que hoy presentamos es de esos. Un niño anima a su hermano, aún en el vientre de su madre, a salir ya para poder jugar con él. A pesar de la crisis económica, o de las preocupaciones de cada día, la vida merece la pena vivirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.