CÁSCARAS VACÍAS

Doce enfermeras de la Unidad de Cirugía Ambulatoria de la Universidad de Medicina de New Jersey, en Estados Unidos, han peleado duro para ejercer su derecho a la objeción de conciencia.

Habían manifestado su objeción a intervenir en los abortos que se practicaban en el hospital y este derecho a objetar les fue respetado. En septiembre de 2011 hubo un cambio en la dirección. La nueva dirección les anunció que tendrían que intervenir en los abortos para los que fueran solicitadas.  Se planteó una intensa batalla legal que, al final, ha sido resuelta de modo favorable a las enfermeras: el hospital se comprometió a no obligar a estas enfermeras a participar en abortos.

La noticia, así resumida,

“Yo no podía hacer lo que me estaban pidiendo que hiciera. Si actúas en contra de lo que crees, ¿qué eres; ¿qué te queda? Apenas una cáscara vacía de ti misma?”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.