¡¡Sociedad Civil!!

La noticia es absolutamente surrealista: el Vicepresidente de la Junta de Andalucía, y coordinador de Izquierda Unida,  ha convocado a las entidades privadas que están haciendo un trabajo notable en el reparto de alimentos y ayudas de todo tipo a los –cada vez más- necesitados, para comentarles la creación de un organismo oficial que se encargaría de coordinar y distribuir las ayudas que estas entidades vienen prestando.

            Es el mundo al revés. Ante el desastre económico, que está llevando por debajo del umbral de pobreza a familias que antes integraban una razonablemente acomodada clase media, la sociedad civil se organiza y multiplica sus iniciativas para ayudarlas. Los costes de funcionamiento de estas organizaciones son cero. Se nutren de voluntarios que entregan su tiempo y su trabajo gratuitamente. Los recursos también son de coste cero: donativos de empresas y particulares. La eficacia de estas organizaciones –alguna de las cuales conozco por dentro- es  plena. Su capacidad logística, de distribución, contable y de control de ayudas sería un buen caso de estudio en escuelas de negocios.

Ante esta realidad algunos políticos, convencidos de la supremacía del Estado sobre las personas, no consienten que sea la sociedad civil la que se organice  y ofrezca soluciones mucho más ágiles y eficaces que la Administración. Lo del principio de subsidiariedad ni les suena. Tratan de estatalizar la iniciativa privada cuando ésta se afianza. Les resulta peligrosa una sociedad libre, ofreciendo soluciones que ellos no controlan.

Estoy seguro que las asociaciones convocadas esta reunión (Banco de Alimentos, Cáritas y Cruz Roja) saben perfectamente lo que deben hacer. Para reforzarlas en sus planteamientos no me resisto a tomar prestada esta viñeta firmada por  TINO que resume, con mordacidad, lo que comentamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.